China vigila a los portaaviones de EEUU en directo por primera vez

Un grupo de investigadores chino ha revelado que uno de sus satélites de vigilancia dotado de inteligencia artificial ha sido capaz de localizar y seguir los movimientos del portaaviones americano ‘USS Harry S. Truman’ durante unas maniobras efectuadas durante el verano pasado. La nueva tecnología podría permitir al ejército chino seguir los movimientos y observar las tácticas enemigas en tiempo real en cualquier punto del planeta.

Cómo sería la dieta de los supervivientes de una guerra nuclear global

Omar Kardoudi

El pasado 17 de junio el ejército de los EE.UU. llevó a cabo unas maniobras con fuego real en la costa de Long Island, en Nueva York. En esos ejercicios, asegura la marina americana, además del portaaviones participaban otros siete buques de guerra y varios aviones que simulaban situaciones de combate, cambios de formación y maniobras de evasión ante el ataque de submarinos enemigos.

Varios kilómetros por encima, un satélite chino capturaba imágenes de alta calidad del portaaviones. Hasta ahora, como apunta el diario hongkonés South China Morning Post, los militares chinos tenían que recopilar y analizar una gran cantidad de datos de los satélites para obtener información de las maniobras militares en aguas americanas. Esto se realizaba con computadoras que llevaban los satélites a bordo que por problemas de tamaño eran menos potentes que los que hay en la Tierra. El procesamiento de las imágenes tomaba tanto tiempo que la información llegaba cuando el objetivo ya había cambiado de posición.

Imagenes en directo tomadas desde el espacio

Ahora, gracias a la nueva inteligencia artificial, ese procesamiento de datos se hace directamente en el satélite y de manera inmediata, lo que, según los investigadores, puede aumentar la eficacia de la comunicación con la Tierra un millón de veces y hacer que se vea como una “señal en directo”.

El satélite consiguió imágenes del portaaviones con gran detalle. (Wikipedia)

El equipo, dice el estudio, consiguió que el algoritmo de reconocimiento de imagen consuma solo el 3% de los recursos de cálculo que utilizan otros algoritmos para realizar la misma tarea. Además, los investigadores han desarrollado también nuevos chips que pueden realizar varias funciones de manera simultánea en el propio satélite.

Según afirma el diario hongkonés, el equipo cuenta en su estudio, publicado recientemente en la revista doméstica revisada por pares ‘Journal Spacecraft Engineering’, que el cielo estaba parcialmente nublado durante las maniobras del ‘USS Harry S. Truman’. Aun así el satélite chino pudo identificar el portaaviones entre las nubes con mucha claridad gracias a la nitidez de la imagen y su gran resolución.

Para testar la capacidad del satélite, los investigadores hicieron otra prueba en la que fueron capaces de localizar buques de guerra, aviones y otros objetivos estratégicos al noreste de Australia.

Satélites con cerebros artificiales

No sabemos si ese satélite está en activo en este momento, aunque es difícil que una potencia como China deje pasar la oportunidad de usar una tecnología de espionaje tan potente como esta. Pero sí sabemos que el gobierno chino planea lanzar 400 satélites dentro de su programa ‘StarNet’, un servicio de internet global vía satélite como ‘Starlink’, y que algunos de esos aparatos llevarán también procesadores de IA para mejorar su rendimiento. Estos satélites podrían recibir y analizar los datos de los satélites espía, identificar los objetivos de interés y transmitir la información a la Tierra sin apenas retraso.

Empresas privadas y públicas de China también han lanzado satélites de observación con IA en el pasado, pero no son los únicos. La agencia espacial europea lanzó en verano de 2020 el Phi-Sat, un satélite observacional con inteligencia artificial integrada, y a finales de este año lanzará la segunda parte del programa, el Phi-Sat 2. Los algoritmos de este satélite serán capaces de realizar diferentes actividades, como transformar una imagen de satélite en un callejero, detectar nubes, detectar y clasificar buques marítimos y realizar la compresión de imágenes. Igual que China ha tardado un año en revelar la existencia de este satélite inteligente, así que no es descabellado pensar que otras grandes potencias también hayan lanzado los suyos y estén en este momento orbitando por encima de nuestras cabezas tomando fotos.

Un grupo de investigadores chino ha revelado que uno de sus satélites de vigilancia dotado de inteligencia artificial ha sido capaz de localizar y seguir los movimientos del portaaviones americano ‘USS Harry S. Truman’ durante unas maniobras efectuadas durante el verano pasado. La nueva tecnología podría permitir al ejército chino seguir los movimientos y observar las tácticas enemigas en tiempo real en cualquier punto del planeta.